lunes, 4 de octubre de 2010

de caminos y caminantes...


"Los dos"
Acuarela y grafito sobre papel
50cm. x 70cm.
2010
(Hice cosas mejores...)


Si van a caminar los dos de esa manera, seguro llegarán lejos pero también algo cansados y resquebrajados. Se ve a simple vista que cargan ese cansancio y de repente cuando los dejas de mirar podes sentir en el aire esa disipada tranquilidad que los vuelve extraños hasta para si mismos. Se cansan, cada tanto paran, no les podes sacar la mirada porque parece que te atraen, que no saben a donde van, que cuanto mas rápido caminan más lejos se pueden anclar. ¿Anclar dónde o para qué? Les va a costar despegarse del piso con ese ritmo de paso firme cargado de… ¿espera o desesperación? Si vos te pones a mirar pareciera que no, pero en verdad saben exactamente a donde van, y cada vez cambian un poco más. Por cada cuadra que cruzan y transitan, se empiezan a despegar del piso un poco más. Y podes ver en ellos esa impaciente intriga y espera al encuentro de lo demás. Caminan demasiado rápido, pero no te das cuenta que están tan fatigados… Cruzan una calle, se cruzan con otros dos más, y después con mucha más gente que creen que los persiguen, que le pasan por el costado pero ellos siguen, siguen caminando. El semáforo los hace esperar: uno golpea contra el piso mientras el otro sigue moviéndose sin parar. El semáforo pasa a rojo, uno baja del cordón y le sigue el otro con la misma intensidad y ganas pero miedo de llegar; e impaciencia pero confianza en que ya está. Cruzan la calle en totalidad, caminan una cuadra más y después vuelven a cruzar. Hacen una diagonal errónea, se dan cuenta y cruzan otra vez. Caminan una media cuadra, llegan al extremo. Hay que cruzar una larga avenida y después volver a cruzar… Cada vez mas intriga y miedo, ahí hay algo conocido mas o menos. ¿Habrá que caminar rápido o ligero? ¿Son la misma cosa? Mejor hago que despacio puedo. Mejor bajo los nervios. Mejor me dejo y siento. Mejor saco la mirada de mis pies porque ya cruzaron, llegaron a la esquina y hay dos más. Mejor levanto la vista de mis pies. La levanto despacio… sin nervios y despacio. Te vi. Había sol. Fue todo luz.

-
(es para vos)

6 comentarios:

Dean dijo...

Interesante observar el caminar de conocidos, pero más entretenido el divertirse con los andares de los desconocidos que deambulan por ahí con quién sabe que cosas en sus cabezas.
Un saludo.

Viajero dijo...

Muy bueno. Pero... ¿por qué no pones del gadget SEGUIDORES? Un saludo.

Emiliano Gunckel dijo...

uy dios, me encantó este relato... sobre todo cómo termina. Y sabés qué? justamente en la acuarela, lo que más me gusta de las figuras son sus pies! también la calidez que se demuestran con esa posicion, y siento que estoy extrañando a alguien ahora mismo jajaja :) es muy lindo todo el transcurso del tiempo no? eventualmente, todo ese observar de cosas y situaciones, de analizar cómo nos gusta vivir las cosas, hace que el llegar de un determinado dia, levantemos nuestra cabeza y... ahí está esa persona que amamos con todo lo que tenemos :) besototes Maru, cuidate mucho!!

ion-laos dijo...

Creo que lo mejor, es andar con paso firme y seguro, y unas buenas gafas de sol para no deslumbrarse, así evitamos una caída, no te parece? jeje...

Un besito linda niña.

clariana dijo...

¡Hola Balovega!
Es una acuarela y un dibujo de lo más bello que he visto en los cuadros que expones. Es una posición que parece un tanto forzada, pero para los amantes seguro que es casi como volar, pues es el momento que encuentran mejor en ese estado.
El texto también sugiere muchas cosas, supongo que parte de la idea del cuadro, aunque luego en el desarrollo parece disiparse un poco. Un beso.

Jovino A. Gajardo S. dijo...

es una creacion hermosa... perdon si no te escribi antes pero tengo problemas tecnicos... tu blog es uno de mis favoritos... saludos a la distancia...